Universidad Nord: transición de escuela politécnica a universidad con el apoyo de un proveedor de servicios de información profesional

La institución de enseñanza de Bodø, Noruega, se convirtió en universidad a principios de 2011. Una de las inversiones llevadas a cabo por la Universidad de Nordland, que adoptó el nombre de Nord en 2016, fue la ampliación de los recursos bibliotecarios, puesto que tanto alumnos como investigadores necesitan poder acceder a la información internacional más actualizada, en todos los campos. LM Information Delivery trabaja con la biblioteca desde 2010 y ha sido una pieza clave en su transformación.

La biblioteca de la nueva universidad, situada en la costa, ha crecido tanto en recursos como en servicios para adaptarse a las necesidades de la comunidad educativa. Además del material impreso, también dispone de bases de datos, libros electrónicos y cerca de
17 000 publicaciones electrónicas. El 70 % del presupuesto para publicaciones en serie de 2010 se destinó a recursos electrónicos. Por ese motivo, dos de los dieciséis empleados de la biblioteca se han convertido en especialistas en recursos electrónicos. El personal de la biblioteca está convencido de que el uso de recursos electrónicos a distancia se incrementará en el futuro.

«La biblioteca tradicional seguirá existiendo, pero no necesariamente como la conocemos hoy», asegura la directora de la biblioteca de la Universidad de Nordland, Heidi Pedersen.

Heidi Pedersen destaca que la universidad también ha potenciado la formación impartida. Se enseña a usar los recursos electrónicos a los alumnos, los investigadores y los empleados de la biblioteca.

«Tenemos que estar siempre atentos, ya que las expectativas de los usuarios van en aumento. Los recursos y servicios tienen que estar a un nivel académico, y el personal bibliotecario se ha dedicado en cuerpo y alma a conseguir los objetivos».

Elección de un proveedor de servicios de información profesional

Según Heidi Pedersen, la biblioteca espera del proveedor de servicios de información que preste servicios de calidad profesional. También señala la importancia de contar con un servicio de atención al cliente en noruego.

A través de LM Information Delivery, la biblioteca ha implantado un sistema de gestión de suscripciones que permite solicitar publicaciones periódicas impresas o electrónicas a través de un único proveedor de servicios. De este modo ya no es necesario contactar con los editores, las reclamaciones son más fáciles de tramitar y las facturas centralizadas llegan en el momento previsto.

Parte del personal, dedicado a la web

Para Heidi Pedersen, la tendencia más importante en el sector bibliotecario actual es, sin duda, el aumento de recursos electrónicos.

«La transición es más lenta en el caso de los recursos de humanidades; todavía se utiliza mucho contenido impreso. Aun así, en el futuro los recursos electrónicos serán cada vez más habituales, como el uso de los recursos a distancia. Los alumnos cada vez estudian más desde casa».

El auge del uso de recursos electrónicos también afecta a la capacitación y las tareas que realiza el personal de la biblioteca. Antes se dedicaba mucho tiempo al servicio de atención tradicional y a los recursos impresos, pero ahora cada vez se pasa más tiempo delante del ordenador.

«La comunicación también se ha desviado en parte a internet y las redes sociales. A pesar de todo, espero que en los próximos diez años los usuarios seguirán viniendo a la biblioteca y que no todo el servicio de atención se realizará desde internet».

Ventajas:

  • Facilita el trabajo diario del personal de la biblioteca y la gestión de recursos.

«Los recursos electrónicos van en aumento y el uso de recursos a distancia cada vez es más habitual. Los recursos tienen que estar disponibles desde cualquier lugar».